Se acerca Tots Sants y se alejan las aglomeraciones

Comparte esta noticia

El Ajuntament de Calvià ha tomado una serie de medidas para evitar grandes concentraciones de gente en el cementerio el primero de noviembre

 

Una de las festividades más antiguas del mundo cristiano es Tots Sants, la fiesta tradicional católica dedicada al recuerdo de los difuntos. Este día, que se celebra el 1 de noviembre, está relacionado con la fiesta del Día de los Muertos o de los Difuntos, que tiene lugar al día siguiente, el 2 de noviembre. Si el primero de noviembre se basa en la creencia tradicional de que los vivos visitan a los muertos, día 2 los muertos visitan a los vivos. Cabe decir que Tots Sants deriva de una fiesta muy antigua que se hacía también para venerar a los difuntos, la cual era de origen celta y se llamaba Samain. En cualquier caso, el 1 de noviembre es tradición visitar los cementerios y hacer ofrendas de flores a las tumbas de los familiares. Una costumbre que este año se verá condicionada por la covid-19.

Si en Palma hay que pedir cita previa para ir al cementerio el día de Tots Sants, en muchos otros municipios de Mallorca se han tenido que tomar diferentes medidas para evitar las aglomeraciones en este espacio por estas fechas y, consecuentemente, los contagios. En el caso de Calvià, los días 31 de octubre y 1 de noviembre se va a reforzar el horario de apertura del cementerio, siendo para estos días de 9 a 20 horas de forma ininterrumpida. Además, ambos días se ampliará el servicio de limpieza y desinfección, se redoblará el servicio de conserjería y se dispondrá de dos personas en cada momento para ayudar en el cumplimiento de las normas, el registro y cualquier incidencia o circunstancia que se pueda dar, así como controlar el aforo máximo que en el caso de Calvià será de 300 personas al mismo tiempo. 

Asimismo, otra de las medidas que se contemplan en el cementerio de Calvià es la sectorización en espacios diferenciados y la creación de pasillos que dirijan a la ciudadanía para asegurar el tránsito seguro. Por lo que a Es Capdellà respecta, no hace falta sectorizar y tendrá un aforo máximo de 80 personas. De todas formas, tanto en el cementerio de Calvià Vila como en el de Es Capdellà, las reducciones de aforo serán superiores al 50%. Por otro lado, el tiempo máximo de visita en los cementerios será de una hora. Juan Recasens, teniente de alcalde de Servicios Generales e Infraestructuras del Ajuntament de Calvià apunta: “Vamos trabajando día a día, el grueso de protocolos y actuaciones ya están planificados pero siempre queda margen para actualizaciones o nuevas recomendaciones”. Y es que según el teniente de alcalde, el 22 de octubre les llegaron unas recomendaciones del Govern de les Illes Balears para la celebración de Tots Sants.

Así pues, si en años anteriores el primero de noviembre acudían a los cementerios, aproximadamente, unas 1700 personas en Calvià y 400 en Es Capdellà; este año la estampa va a ser un tanto diferente. “Lo que recomendamos desde el Ajuntament es que eviten, en la medida de lo posible, la visita esos dos días en los que se espera más afluencia de gente” comenta Recasens. De todos modos, el teniente de alcalde cree que los calvianers se tomarán bien estas medidas y las entenderán porque “la ciudadanía ya está muy concienciada”. Por lo que a las floristerías del municipio respecta, desde el Ajuntament han trabajado e informado a  la Asociación Española de Floristas de las actuaciones que han puesto en marcha para evitar la incerteza en estas fechas de grandes ventas.

Sea como sea, aunque la situación actual condicione horarios y aforos de una de las tradiciones populares más importantes del otoño, como es Tots Sants, no se dejarán de lado las costumbres para recordar a los difuntos: encender una vela para guiar a las almas, visitar el cementerio para honrar a los muertos y dejarles flores, hacer altares familiares o comer castañas y buñuelos, entre otras cosas. Desde tiempos inmemoriales, las diferentes culturas y civilizaciones han celebrado una fiesta dedicada al recuerdo y la relación con los difuntos. En el caso de la sociedad cristiana, se cree que las almas que van al purgatorio regresan a las casas donde, si encuentran una buena acogida por parte de sus familiares, después se van directas al cielo. Por contra, si nadie les venera, tienen que continuar penando. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Opina y comenta siempre desde el respeto. Sin insultos, ofensas, descalificaciones personales y/o injurias. Diariodecalvia.com se reserva el derecho a no publicar comentarios inapropiados, contrarios a las leyes o lesivos.

Noticias relacionadas

¡Todo lo que necesitas saber!

Suscríbete al boletín de noticias

Apúntate a la newsletter de Diario de Calvià y recibe gratis en tu correo las últimas noticias sobre la actualidad del municipio.