El Govern y el Ayuntamiento de Calvià firman el convenio para la constitución de la primera comunidad energética con participación pública destinada a particulares

Comparte esta noticia
El vicepresidente Yllanes destaca que el proyecto impulsado por el IBE hará posible que unas 400 viviendas y varios edificios públicos de Es Galatzó puedan abaratar la factura de la luz hasta un 40 %

El vicepresidente y conseller de Transición Energética, Sectores Productivos y Memoria Democrática, Juan Pedro Yllanes, y el alcalde de Calvià, Alfonso Rodríguez, han firmado este lunes el convenio para la constitución de la que será la primera comunidad energética de energías renovables que beneficiará directamente a la ciudadanía de toda una zona residencial. Esta ha sido impulsada por la Dirección General de Energía y Cambio Climático, a través del Instituto Balear de la Energía (IBE).

A la firma del convenio también han asistido el director general de Energía y Cambio Climático, Pep Malagrava; el director gerente del IBE, Ferran Rosa; el regidor delegado especial para las áreas de Medio Ambiente, Transición Ecológica y Memoria Democrática, Rafel Sedano, y la regidora de Participación del Ayuntamiento de Calvià, Marga Plomer.

Esta comunidad energética, impulsada por la Vicepresidencia del Govern, cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Calvià, y será ubicada en la urbanización de Es Galatzó, donde se instalarán paneles fotovoltaicos en diferentes espacios de la urbanización como son el instituto, la escuela o el polideportivo, además de otras cubiertas residenciales y aparcamientos. Los cálculos iniciales indican que en estos espacios se podrán instalar más de 900 kW de potencia, de forma que los vecinos puedan abaratar la factura de la luz hasta un 40 %, pagando a precio de coste la energía en horas de producción y sin necesidad de realizar ninguna inversión inicial. Cerca del 80 % del consumo de la urbanización podría alcanzarse con la energía fotovoltaica que se instale sobre las cubiertas, y se beneficiarían tanto espacios públicos como particulares.

Hay que apuntar que el IBE gestionará toda la comunidad energética de Es Galatzó, que se llevará a cabo en varias fases y podrá reinvertir los ingresos para ir sufragándolas. Durante las horas de producción la energía podría venderse a alrededor de 0,075 €/kwh. Se estima un ahorro de entre un 30 y un 40 % en la factura de los usuarios, en total cerca de 400 viviendas.

El vicepresidente Yllanes ha aseverado que «la transición energética es una oportunidad para luchar contra el cambio climático y la pobreza energética, haciéndola desde una perspectiva socialmente justa y consiguiendo que todo el mundo pueda beneficiarse del autoconsumo; además, debe servir también para un nuevo modelo social, en donde lo colectivo esté por encima de lo individual».

«Las comunidades energéticas son pieza clave para conseguir el cambio de modelo energético hacia un sistema más descentralizado y participativo. Por eso, queremos que este tipo de proyectos sean una referencia y se repitan en todo tipo de barrios, pueblos y urbanizaciones de las Illes Balears. Quiero destacar el hecho de que esta comunidad energética beneficiará a cerca de 400 viviendas, que verán abaratada su factura de la luz».

Yllanes ha recordado que «la llegada de los fondos Next Generation suponen una oportunidad histórica para cambiar nuestro modelo energético. El pasado lunes presentamos el Plan de Inversiones para la Transición Energética de las Illes Baleares, que cuenta con programas específicos para impulsar y financiar iniciativas como esta comunidad energética. Desde Baleares queremos ser líderes en estas nuevas formas de autoconsumo colectivas, como lo somos en el autoconsumo de particulares».

Para el alcalde Alfonso Rodríguez Badal, «hoy se da un primer paso importante en el municipio en materia de energías renovables con la creación de la comunidad energética que, por un lado, impulsa un modelo de energía limpia que, además, será muy beneficiosa para los vecinos y vecinas de Es Galatzó, ya que traerá emparejado un abaratamiento de la factura eléctrica». El alcalde ha agradecido la iniciativa del Gobierno y el trabajo que la Conselleria y el área de Medio Ambiente del Ayuntamiento han hecho para que la comunidad energética de Es Galatzó empiece a ser una realidad.

Por su parte, el director general de Energía y Cambio Climático, Pep Malagrava, ha destacado que «Baleares tiene un alto potencial para el impulso de las comunidades energéticas y desde las administraciones debemos promocionarlas para que la ciudadanía y las empresas se animen. Esperamos que el modelo de Es Galatzó sea extrapolable a otros lugares de las islas y sigamos reduciendo el consumo energético de Baleares a la vez que reducimos emisiones de forma cooperativa».

Hay que tener en cuenta que el IBE ya está impulsando este tipo de proyectos en polígonos industriales. Es el caso de las dos primeras comunidades energéticas, en Sant Lluís (Menorca) y en Marratxí (Mallorca).

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Opina y comenta siempre desde el respeto. Sin insultos, ofensas, descalificaciones personales y/o injurias. Diariodecalvia.com se reserva el derecho a no publicar comentarios inapropiados, contrarios a las leyes o lesivos.

Noticias relacionadas

¡Todo lo que necesitas saber!

Suscríbete al boletín de noticias

Apúntate a la newsletter de Diario de Calvià y recibe gratis en tu correo las últimas noticias sobre la actualidad del municipio.