Sindicatos y patronales lamentan los datos del paro en Baleares

Comparte esta noticia

Estos agentes piden acelerar la vacunación para conseguir trabajar durante la temporada turística, prolongar los ETES y subir el SMI 

Los sindicatos y las patronales consideran desoladoras las cifras de la desocupación en Balears, que se ha situado en el conjunto de las Islas Baleares en 83.341 personas en enero.

Por su parte, UGT ha lamentado este martes las “desoladoras” cifras de paro y afiliación del mes de enero en Baleares tras analizar los datos dados a conocer hoy por el Ministerio de Empleo y el de Inclusión y Seguridad Social, que arrojan un aumento anual del desempleo de un 36,9% y una pérdida de afiliación de un 3,9%. Landero ha subrayado que el aumento del desempleo en Baleares con respecto a hace un año sigue siendo el más elevado de todo el Estado al alcanzar el 36,9%, lo que supone 15 puntos más que la media estatal.

Sobre la afiliación, la secretaria de Acción Sindical de UGT ha indicado que las Islas “siguen perdiendo empleo a pesar de las medidas de protección” aprobadas para empresas y personas trabajadoras. “En los últimos dos meses se han perdido alrededor de 5.000 afiliados cada mes”, ha apuntado Landero, que ha remarcado que Baleares es una de las comunidades autónomas en la que “más elevado” es el aumento interanual de destrucción de empleo, del 3,9%.

En relación a la contratación, la Covid “ha rizado el rizo de la precariedad”, ha sintetizado Landero antes de atribuir a la contratación de corta duración y a la rotación de trabajadores el hecho de que el paro solo haya descendido en 998 personas en enero respecto a diciembre de 2020, y, en cambio, se hayan realizado 11.893 contratos temporales.

Por todo ello, el doble análisis que hace UGT Baleares apunta a la necesidad de agilizar el proceso de vacunación con la llegada de más dosis y el objetivo de que el archipiélago tenga “oportunidad” de reanudar la actividad de cara al verano.

Y por otro lado, el sindicato pide al Gobierno que “cumpla sus compromisos” y derogue de “inmediato” la reforma laboral porque “es evidente” que parte del empresariado está cayendo en la “misma mala praxis” que en la crisis de 2008.

Para Comisiones Obreras, los datos muestran que hay un número muy elevado de personas trabajadoras desempleadas y que por lo tanto se encuentran en situación crítica al ver reducidos sustancialmente sus ingresos y sin apariencia de mejora en un corto plazo de tiempo.

Para Yolanda Calvo, secretaria de Ocupación y Formación de CCOO Islas Baleares, la situación sanitaria es tan crítica que ha exigido la paralización de muchas actividades y hay que tener claro que hasta que esta no mejore, no se puede recuperar la actividad; por lo tanto hay que contar que en Semana Santa, casi con toda seguridad, no habrá actividad turística.

Desde CCOO reclaman la prolongación de los ERTE junto con un régimen de financiación especial para Baleares y la subida de el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), puesto que son “los trabajadores y trabajadoras con salarios más bajos los que más están sufriendo la subida de los productos básicos de la cesta de la compra y su situación se hace cada vez más delicada”.; y la derogación de la reforma laboral de 2012, “porque no se puede salir de esta crisis, que está generando unas enormes desigualdades, en base al trabajo temporal y precario tan característico de nuestro sistema productivo”, explica CCOO. Además, auguran movilizaciones el  el próximo 11 de febrero.

PIMEM

La valoración de PIMEM es que “los datos son desastrososy demuestran la paralización del tejido productivo de Balears”. En este sentido, el presidente de la patronal del pequeño y mediano comercio, Jordi Mora, asegura que “se trata por desgracia de la tormenta perfecta, es decir, bajada drástica de la actividad sostenida en el tiempo, caída de la facturación, los mercados exteriores afectados también por la pandemia, falta de dinero por parte de la administración autonómica para hacer frente a las duras restricciones y dificultad por parte de pymes y autónomos a la hora de acceder a más financiación”.

PIMEM asegura que el 2021 será un año muy difícil en el ámbito económico y se verá mes tras mes por lo que las reivindicaciones de la patronal siguen intactas: ayudas directas por parte del Estado, exoneración de impuestos para empresas que cesen su actividad, replantear la fórmula del pago del alquiler para locales y prioridad de vacunación para los territorios cuyo PIB dependa de la actividad turística en un 70% como mínimo. El dato relevante según Jordi Mora “este incremento del 36% de parados de enero del 2021 a enero del 2020, es un dato preocupante, y que confirma la situación de UCI de la economía balear”.

La Federación pone de relieve que el duro dato del número de parados, cabe recordar también los ERTEs abiertos que han amortiguado un golpe que sería aún mucho peor pero que en el fondo describen la realidad económica de la comunidad y del Estado en general.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Opina y comenta siempre desde el respeto. Sin insultos, ofensas, descalificaciones personales y/o injurias. Diariodecalvia.com se reserva el derecho a no publicar comentarios inapropiados, contrarios a las leyes o lesivos.

Noticias relacionadas

¡Todo lo que necesitas saber!

Suscríbete al boletín de noticias

Apúntate a la newsletter de Diario de Calvià y recibe gratis en tu correo las últimas noticias sobre la actualidad del municipio.