Restauración CAEB considera los 800€ para ventilación del Govern una ayuda insuficiente

Los restauradores de Baleares reclaman medidas económicas concretas similares a las de Alemania o Francia para la “supervivencia del sector y los puestos de trabajo” y poder llegar “vivos” a la temporada que viene

El conseller de Modelo Económico, Trabajo y Turismo del Govern de les Illes Balears,  Iago Negueruela, ha anunciado, tras una reunión mantenida con el sector de la restauración y hostelería, que la administración financiará, hasta con 800€, los equipos de ventilación de los establecimientos.
Una ayuda, ha declarado el  presidente de Restauración CAEB, Alfonso Robledo, tras la reunión “que aunque agradecemos, es insuficiente”. “Siguen faltando medidas económicas contundentes que realmente nos ayuden a salir de esta durísima crisis económica”.
En este sentido, ha explicado, es importante saber que el coste de los medidores oscila entre los 1.000 y 1.200€ y que no todos los establecimientos deberán ponerlo pues, gran parte de ellos, ya están debidamente ventilados. “¿Qué pasa con los bares, restaurantes y cafeterías que no necesitan este sistema? ¿Qué ayudas reciben ellos?” se ha preguntado el presidente de Restauración CAEB.
Robledo ha afirmado que el anuncio del avance del toque de queda a las diez de la noche “es un jarro de agua fría para el sector” y aunque nuestra prioridad es “evitar que suban los contagios y ayudar en todo lo que podamos” necesitamos, ha añadido, “ayudas urgentes y directas que protejan los puestos de trabajo, las empresas y el futuro de un sector que es el principal motor de la economía balear”.
Ejemplos como las ayudas que imparte el gobierno alemán y francés ayudarían, ha explicado Robledo, a que el sector pudiera cerrar durante 15 días y favorecer, así, a la disminución de contagios a pesar de que éstos no se están dando en los establecimientos, “que cumplen a rajatabla la normativa sanitaria de prevención y desinfección, sino en las fiestas privadas e ilegales en su mayor parte”.
Con medidas fuertes podremos, ha dicho Robledo, “que una parte del sector llegue vivo a la temporada que viene” ya que, ha añadido, “no debemos olvidar lo muchísimo que nos estamos jugando todos y que son muchos ya los que han caído por el camino y no volverán a abrir sus puertas”.

Además, ha explicado Robledo, se ha acordado una mesa de trabajo en la que sector, sindicatos y administración trabajarán unidos para “intentar salir de esta situación cuanto antes”.

En cuanto a la medida del avance del toque de queda que el Govern balear anunció este miércoles 9 de diciembre, desde Restauración CAEB consideran que “aunque no apoyamos la medida, siempre es mejor cerrar nuestros negocios a las 22.00, que pasar a la fase 4 con el consecuente riesgo que eso conlleva para la supervivencia del sector”.

Si con esta medida, dicen, bajan los casos de contagio “bienvenida sea”. Sin embargo, añaden, “tenemos serias dudas pues los focos de contagio no son los establecimientos del sector de la restauración”. “El sector sigue siendo el gran perjudicado ya que el índice de contagio no llega al 3% y el verdadero epicentro está en las fiestas privadas, en los hogares y en las aglomeraciones”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opina y comenta siempre desde el respeto. Sin insultos, ofensas, descalificaciones personales y/o injurias. Diariodecalvia.com se reserva el derecho a no publicar comentarios inapropiados, contrarios a las leyes o lesivos.

Noticias relacionadas

Comparte esta noticia
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Contenido de interés