José Martín: “Gastar menos en estructura hace que luego las reparaciones sean mucho más caras”

Comparte esta noticia
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

El gerente de Martich, empresa de encofrados situada en Calvià, explica que actualmente hay muy poca gente joven que se quiera dedicar a la estructura y hace hincapié en la necesidad de formar a la nueva generación

José Martín (1965, Ciudad Real) es el gerente de Martich, empresa de encofrados cuya trayectoria se remonta hasta 2005, aunque no es hasta 2015 cuando nace Martich. José Martín, que ocupa el cargo de gerente de la compañía desde 2019, ha estado vinculado al mundo de la construcción desde siempre y asegura que una de las cosas más importantes para su empresa es la calidad de los trabajos

¿Cuándo empezó en el sector de la construcción?

Desde los 13 años empecé con su padre en su misma empresa, y desde entonces me dedico a esto. Yo, como todos los que forman parte de la empresa, llevamos toda la vida en el sector, y se nos conoce por nuestra calidad de trabajo. Decidí montar la empresa porque llevaba toda la vida trabajando para otro, y pensé que si en otro funcionaba a mi también me iría bien.

¿Cómo se encuentra el sector habitualmente?

La estructura es un sector en el que cuando hay boom de la construcción aparecen muchas empresas, pero esto hace que salgan muchas compañías piratas, que desaparecen cuando afloja el trabajo. Este es un sector en el que no hay mucha mano de obra. Gente cualificada no hay mucha en Mallorca, y si tienes un boom de trabajo tienes que traer gente de fuera. En cuanto a la progresión de trabajo, la vivienda de lujo sigue en auge pero la vivienda plurifamiliar en la capital ha bajado mucho

¿Qué tipo de encofrados trabajáis?

Solo estructuras de hormigón, es forjado reticular, básicamente. La manera de trabajar es la misma, para todo tipo de estructuras. Las personas que trabajamos en Martich hemos colaborado en la estructura de edificios como Portopi o Alcampo también, y nuestra empresa se ha encargado del Centre Base de Persones amb Discapacitat i Dependència de Palma situado en la calle Joan Crespí. Básicamente, nos encargamos de todo lo que tenga que ver con el hormigón. 

¿Qué importancia tiene un buen encofrado?

Durante el boom de la construcción se ha visto que se construía mucho pero mal, y las estructuras eran las grandes culpables. Muchas veces, si no se trabaja bien, los problemas son estructurales. Si la estructura se hace bien, los edificios duran muchísimo. Se calcula que a los 50 años empieza a decaer la vida útil del hormigón, pero cuando una estructura está bien hecha  este tiempo es mucho más amplio. Uno de los peores enemigos del hormigón es la salinidad del mar, por eso hay que tener especial cuidado al construir cerca del mar. Se ven muchos balcones con los cantos rajados, y esto quiere decir que se ha hecho mal la estructura. Nuestro sello de identidad es la calidad. Es posible que no seamos los más baratos, pero gastarse menos en estructura hace que luego las reparaciones sean más caras. Nunca hemos tenido que volver a ninguna de las obras que hemos hecho. Trabajamos para grandes empresas muy exigentes, como Edificam, que tiene unos altos estándares de calidad. Nos encargamos de todas las estructuras que hacen.

¿Todas las constructoras tienen una empresa de encofrados o hay algunas que lo fabrican ellos?

Normalmente las empresas constructoras no se dedican al encofrado, sino que subcontratan. Son muy poquitas las constructoras que tienen parte de estructura. CSV sí tiene su estructurista, pero habitualmente se subcontrata

Su empresa lleva desde 2005, ¿ha habido muchos avances en el sector?

Sigue siendo lo mismo. Hay nuevos materiales, salen cosas pero los arquitectos están anclados en lo de siempre porque saben que funciona. Yo trabajo sobre los planos del arquitecto, y han intentado entrar al mercado cosas nuevas como casas prefabricadas, pero no cuaja. No hay ninguna novedad digna de reseñar

También ofrece servicios a particulares, ¿para qué lo suelen solicitar?

Nuestra forma de trabajar es como contratados para una constructora. A veces hay particulares que contratan por separado, pero no es lo habitual

¿Ofrecéis algún tipo de servicios añadidos?

No, porque trabajamos priorizando la calidad y esto significa no tener que volver para hacer mantenimiento. 

¿Es un trabajo solicitado?

Como comentaba, en Mallorca apenas hay mano de obra cualificada, y la que hay es de gente ya madura. Hay muy poca gente joven que se quiera dedicar a la estructura, porque nosotros siempre estamos en la calle, no tenemos nada que nos cubra ni nos resguarde de la lluvia, el frío o el viento. Es un trabajo físico y es duro, pero también es imprescindible. Necesitamos formar a la gente joven para que puedan coger el testigo

Etiquetas:

Más recientes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opina y comenta siempre desde el respeto. Sin insultos, ofensas, descalificaciones personales y/o injurias. Diariodecalvia.com se reserva el derecho a no publicar comentarios inapropiados, contrarios a las leyes o lesivos.

Noticias relacionadas