El vestigio digital de las casas medievales mallorquinas

Comparte esta noticia

Un equipo de investigadores de la UIB digitaliza y publica en acceso abierto 497 elementos arquitectónicos y decorativos procedentes de 142 inmuebles de la época medieval, buena parte de los cuales ya han desaparecido

Un equipo de investigadores del Departamento de Ciencias Históricas y Teoría de las Artes de la Universidad de las Islas Baleares han publicado recientemente la base de datos La casa medieval. Materiales para super estudio en Mallorca, desde la que dan acceso abierto a la información digitalizada de 497 elementos arquitectónicos y decorativos para estudiar las viviendas de la época medieval.

La base de datos se enmarca en un proyecto de investigación que ha obtenido financiación del Programa Estatal de Fomento de la Investigación Científica y Técnica de Excelencia (MINECO / AEI / FEDER, UE).

Buena parte de los materiales provienen de la digitalización de una parte del archivo de fotografías en papel y digitales del doctor José Morata Socías, que dio a la UIB para el acceso público, una buena parte de las cuales es de bienes patrimoniales desaparecidos. Durante la ejecución del proyecto, los investigadores han incorporado vestigios que han sido encontrados en reformas y rehabilitaciones en curso. El propósito del Dr. Morata, que fue asumido por los siete miembros restantes del proyecto, fue que los investigadores pudieran conocer el material y realizar búsquedas transversales a partir de los datos que se han incorporado.

Bases, vigas, capiteles, sillares esgrafiados (decoración incisa), cimacios, claves de bóveda, columnas, elementos de obra, vigas (alfarjes), escaleras, ejemplos de fachadas, poyos o sitos, ventanales, hornacinas, fragmentos de galerías, gárgolas , grafitis, ménsulas, pilares, pintura mural, porches y pilares de porche, portales, baldosas de pavimento, relieves, taujels, voladizos y ejemplos de vueltas… constituyen el fondo que de esta base de datos, y que se quiere actualizar periódicamente con los nuevos hallazgos que puedan surgir. Es la única fuente de la que se dispone actualmente para conocer un patrimonio en riesgo constante de desaparición, aunque no dejan de ser los vestigios que se han salvado de la destrucción.

Los materiales para el estudio de la casa medieval mallorquina pertenecen -o pertenecían- a 142 inmuebles, la mayoría de los cuales estaban situados en la antigua ciudad de Mallorca y algunos otros, a los pueblos. Entre estos, 53 son edificios con denominación propia. En siete casos, los elementos son de origen desconocido, porque fueron encontrados en el transcurso de excavaciones arqueológicas llevadas a cabo en el subsuelo urbano y, en otros tres, actualmente situados en entornos museísticos, porque no tenemos datos de la procedencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Opina y comenta siempre desde el respeto. Sin insultos, ofensas, descalificaciones personales y/o injurias. Diariodecalvia.com se reserva el derecho a no publicar comentarios inapropiados, contrarios a las leyes o lesivos.

Noticias relacionadas

¡Todo lo que necesitas saber!

Suscríbete al boletín de noticias

Apúntate a la newsletter de Diario de Calvià y recibe gratis en tu correo las últimas noticias sobre la actualidad del municipio.