El Proyecto de ley de presupuestos generales para 2021 inicia su tramitación en el Parlament

Comparte esta noticia

El Proyecto de presupuestos de la CAIB para 2021, aprobado por el Consell de Govern el pasado lunes, se sitúa inicialmente en 5.881,5 millones de euros.

Los nuevos presupuestos de la Comunidad Autónoma de las Illes Balears para 2021 inician su tramitación parlamentaria. La consellera de Hacienda y Relaciones Exteriores, Rosario Sánchez, acompañada del director general de Presupuestos, Joan Ignasi Morey, ha hecho oficial la entrada a trámite del Proyecto de ley de presupuestos para 2021 en la sede del Parlament de les Illes Balears, en un acto con el presidente de la cámara, Vicenç Thomas.

El Proyecto de presupuestos de la CAIB para 2021, aprobado por el Consell de Govern el pasado lunes, se sitúa inicialmente en 5.881,5 millones de euros. Las cuentas incluyen un aumento del gasto destinado a las políticas públicas de 342,7 millones de euros, de un 7,8 % respecto del presupuesto inicial 2020, y se prevé un nuevo incremento con la incorporación de más recursos adicionales provenientes del nuevo fondo europeo, con los que los presupuestos superarán los 6.000 millones de euros.

En un contexto marcado por la COVID-19 y su impacto económico y social, el Govern ha aprobado un presupuesto con un esfuerzo público excepcional para hacer frente a la situación de emergencia derivada de la pandemia, para dar respuesta a los objetivos prioritarios: garantizar la seguridad sanitaria, con un nuevo aumento de la inversión en salud pública; reforzar la protección de las personas, con un incremento del gasto social, el más alto de la historia, y contribuir a una reactivación social y económica de las islas más resiliente e inclusiva, y a la recuperación del tejido productivo, desde un enfoque de diversificación, digitalización y sostenibilidad.

El grueso del presupuesto se destina a la seguridad y la asistencia sanitaria, al refuerzo necesario del sistema educativo y la protección social, como escudo ante el impacto de la crisis provocada por la COVID-19, y a la reactivación económica y social, a través del despliegue eficaz de las medidas contenidas y ya iniciadas del Pacto para la Reactivación y la Diversificación económica y social de las Islas Baleares, acordado por el Govern; el resto de administraciones públicas de las islas; agentes sociales y económicos, y grupos políticos, con objeto de mitigar los efectos económicos y sociales de la pandemia.

Más presupuesto en las conselleries y nuevos fondos europeos

El aumento presupuestario será generalizado en las conselleries, si bien hay que tener en cuenta que se prevén nuevos incrementos puesto que estas cuentas iniciales todavía no incorporan los nuevos fondos europeos en la asignación inicial de las conselleries ni de los entes del sector público. El Govern prevé que los presupuestos superen los 6.000 millones con la incorporación de recursos adicionales del nuevo fondo Next Generation, como prevén los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2021 presentados por el Gobierno de España.

En los presupuestos de las Balears para 2021, el Govern incorpora en la previsión de ingresos los primeros 100 millones provenientes del nuevo fondo europeo. En concreto, se incluye una partida preliminar de 100 millones del React-EU, uno de los instrumentos que componen el fondo, si bien no han sido todavía distribuidos  entre las conselleries. De este mecanismo, se estima que llegarán más recursos a las Balears, y se destinarán a inversiones en infraestructuras de servicios públicos fundamentales, como la sanidad, la educación y los servicios sociales, y a políticas de ocupación y formación, entre otros.

El otro instrumento del fondo europeo es el mecanismo de Recuperación y Resiliencia. De este compartimento, el proyecto de PGE 2021 presentado por el Gobierno de España asigna de forma inicial en las Islas Baleares otros recursos que todavía no se han incorporado al proyecto de presupuestos autonómicos. Por un lado, los PGE prevén destinar 20 millones a las Balears a actuaciones al ámbito turístico, a la Estrategia de Resiliencia Turística en las Islas Baleares ­–con una previsión de 100 millones en tres años-.

Y por otro lado, los presupuestos estatales incorporan una primera previsión de asignar a las Balears otros 101 millones para políticas medioambientales y de transición energética y 33 millones para políticas de vivienda, provenientes del mismo fondo europeo. Además, los presupuestos generales de la CAIB para 2021 también tendrán que incorporar otros 10 millones de recursos estatales previstos en los PGE, correspondientes al convenio ferroviario.

Nueva Agencia de Salud pública de las Islas Baleares

En relación a los nuevos fondos europeos y la estrategia de acción exterior, los presupuestos también prevén la reorganización y modernización del Centre Balears Europa (CBE), para transformarlo en fundación pública y favorecer una gestión más ágil de las funciones que le corresponden en el ámbito de la acción exterior, e incorpore otras relativas a la gestión de fondos europeos y la evaluación de la eficacia y la eficiencia de gastos e inversiones públicas.

Entre otros novedades, el Proyecto de ley de presupuestos para 2021 contiene mandatos al Govern en relación con determinados entes del sector público, mediante la creación de un ente nuevo, y la transformación, especialmente de los consorcios, a fin de mejorar la gestión y facilitar el cumplimiento más ágil de sus finalidades.

Por eso, prevé la creación de la Agencia de Salud Pública de las Illes Balears. Este ente tendrá por objeto la planificación de las políticas de salud y la prestación de los servicios que integran la cartera de servicios de salud pública (vigilancia, prevención y promoción de la salud), para dar una respuesta eficiente y dimensionada a las necesidades de la población en este ámbito, así como posibilitar una permanente adaptación a estas necesidades y una mayor participación de la sociedad.

Así mismo, se ratifica el proceso de disolución del Consorcio Velódromo Illes Balears y su integración dentro de la Fundación Deporte Balear. Además, las funciones atribuidas al Consorcio de Recursos Sociosanitarios y Asistenciales, serán asignadas a una futura Agencia de Equipamientos de Servicios Sociales de las Illes Balears, destinada a la creación de equipamientos e instalaciones destinados a los servicios sociales de las Illes Balears.

Mayor gasto social

Tal como recoge el Proyecto de ley, los presupuestos 2021 continúan en la misma línea de reforzar las políticas de bienestar social (sanidad, educación y protección social) y de priorizar los procesos y los proyectos que mejor contribuyan a la reactivación social y económica de las Islas, especialmente ante el impacto sanitario, social y económico de la crisis de la COVID-19.

Las cuentas iniciales para 2021 elevan a 4.726,5 millones el presupuesto no financiero, destinado al desarrollo de las políticas públicas, el cual crece en un 7,8 %, en 342,7 millones, en relación con el presupuesto 2020. Con este incremento, que se verá nuevamente reforzado con la incorporación de más recursos provenientes del nuevo fondo europeo, las Balears logran su techo de gasto no financiero más alto para hacer frente a un escenario marcado por la COVID-19 y su impacto económico y social.

Para 2021, aumenta el gasto público destinado a cubrir las políticas sociales, en materia de salud, educación, servicios sociales, ocupación y vivienda, hasta situarse inicialmente en 3.340,4 millones, la cifra más alta destinada a estas áreas, un incremento del 8,1 %, 249 millones más que este año. Se prevé incrementar esta cantidad una vez se incorporen a las cuentas autonómicos los recursos adicionales del nuevo fondo europeo.

El peso del gasto social para 2021 se eleva al 70,7 % del presupuesto no financiero. Con el objetivo de la seguridad sanitaria, como medida de salud pública y a la vez de recuperación económica, el mayor incremento es el de la sanidad, con 206,3 millones más en este presupuesto inicial, hasta situarse en 1.933,2 millones. Por su parte, el presupuesto de educación crece en 48 millones, hasta 1.053,2 millones, y el de las políticas de servicios sociales, en 28,5 más, hasta los 215,2 millones.

En cambio, el presupuesto financiero, el cual recoge los recursos destinados al pago de la deuda acumulada de la Comunidad Autónoma, se reduce en un 23,5 %, un descenso de 354,3 millones en relación con 2020, hasta situarse en 1.155 millones. Esta reducción se produce después de que en las cuentas de 2020 se hubiera producido un aumento atípico del volumen de amortización de la deuda por el regreso este año de 450 millones de dos emisiones de deuda de legislaturas anteriores (de los años 2005 y 2010).

Este descenso del presupuesto financiero explica el hecho que el presupuesto global de la Comunidad Autónoma para 2021 prácticamente se mantenga y quede fijado inicialmente en 5.881,5 millones, cifra que representa un descenso ligero del 0,2 %, de 11,6 millones respecto del presupuesto inicial 2020.

Sin embargo, el Govern de les Illes Balears prevé que el presupuesto 2021 supere los 6.000 millones con la próxima incorporación de recursos adicionales provenientes del nuevo fondo europeo Next Generation, tal como prevén los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2021.

Nuevo marco fiscal

Este año, el Govern también ha elaborado los presupuestos teniendo en cuenta otro factor clave de la respuesta europea a esta crisis de la COVID-19: el nuevo marco presupuestario y fiscal. Por primera vez, se han suspendido los límites de déficit, deuda y regla de gasto, para 2020 y 2021, en el conjunto de las administraciones públicas, a partir de la activación a escala europea de la cláusula de salvaguarda del Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la Unión Europea, a propuesta de la Comisión Europea, a los estados miembros de la UE.

Una vez suspendidos los límites de déficit, deuda y regla de gasto, el Govern ha fijado el nuevo techo de gasto 2021 de acuerdo con la tasa de referencia de déficit planteada por el Gobierno de España a las comunidades autónomas, un nivel orientativo del 2,2 % del PIB, del cual se prevé la aportación del Estado para asumir la mitad (1,1 %), vía transferencias extraordinarias, que para las Balears suponen unos ingresos adicionales estatales de 295,7 millones para 2021. De este modo, el déficit presupuestario propio previsto es del 1,1 %, equivalente a 295,7 millones de euros.

Para 2021, las Illes Balears mantendrán el nivel de recursos recibidos este año a través del sistema de financiación autonómica, a pesar de la caída de ingresos tributarios que se está produciendo en el conjunto del Estado debido a la crisis de la COVID-19. Los recursos provenientes del sistema de financiación para 2021 se sitúan en 2.887 millones, de acuerdo con las cifras provisionales comunicadas por el Ministerio de Hacienda, y es la principal fuente de ingresos del presupuesto de la Comunidad.

El mantenimiento del nivel de recursos del sistema de financiación (2.887 millones), las nuevas aportaciones extraordinarias estatales con motivo de la COVID-19 (295,7 millones) y la incorporación de una primera partida preliminar (100 millones) en previsión de la llegada de nuevos fondos europeos, son los principales factores que permiten compensar la reducción prevista de los ingresos tributarios de la Comunidad Autónoma por la menor recaudación provocada por la Covid-19, tanto de los tributos cedidos (-24 %) cómo de los tributos propios (-34 %) y de las tasas (-13 %) respecto del presupuesto 2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Opina y comenta siempre desde el respeto. Sin insultos, ofensas, descalificaciones personales y/o injurias. Diariodecalvia.com se reserva el derecho a no publicar comentarios inapropiados, contrarios a las leyes o lesivos.

Noticias relacionadas

Comparte esta noticia

Contenido de interés

¡Todo lo que necesitas saber!

Suscríbete al boletín de noticias

Apúntate a la newsletter de Diario de Calvià y recibe gratis en tu correo las últimas noticias sobre la actualidad del municipio.