El Babarians XV Calvià pierde en Valencia ante el líder de la tabla

Tras la derrota de la 5ª jornada, con tres victorias y dos derrotas, el Babarians XV continúa con 13 puntos, ocupando la 6ª plaza.

El partido de este sábado era ante el líder y traía unos números y puntuación ideal, por lo que existía la posibilidad de tropezar. Había optimismo por lo trabajado en las dos semanas previas, y se palpó en el entreno del jueves de Son Caliu. Una mezcla de mucho respeto por el CAU, y la idea de intentar perdérselo, en el buen sentido.

La contienda empezó cuesta abajo. Hubo algunos golpes de castigo para las dos escuadras, pero la ida a la touché no representaba ningún rédito. Extrañamente, ambos conjuntos no obtenían pelotas limpias de hileras propias. En el minuto 8 se cortó con ese breve estudio, ya que el local impuso condiciones luego de un “maul” bien concebido en el que se desplomó Leonel Centurión en la meta balear.

Fue duro para los insulares, ya que 180 segundos más tarde volvían a ser vulnerados. Arrancó con el ala diestro ingresando por el otro sector, la defensa quedó mal parada y a partir de allí era siempre defender corriendo hacia atrás, hasta que después de varias fases lo definieron por el costado derecho mediante Guillermo Vicente. Una avalancha que no se frenaba, y se presagiaba lo peor. Pero hubo pequeños detalles que, a favor de la visita, fueron planchando el cotejo.

Babarians XV supo manejar esas detenciones de reloj y emparejar. Sumemos también que ninguna de las dos transformaciones fue correcta, por lo que el 10 a 0 no era tan malo a esa altura.

El partido cayó en una meseta y los minutos comenzaron a circular con mayor paridad, era el momento de ponerse el overol y machacar, cosa que hizo Facundo Mateu. En el minuto 27´ se aprovechó un “knock on” de los dueños de casa en defensa y se quiso entrar con los gordos, que estuvieron a milímetros. Se comprendió que el negocio era por afuera y la apertura derivó en el ala izquierdo, que pudo apoyar. Tras la patada exitosa de Agustín Aragón, el panorama cambiaba bastante. Y la cabeza del rival también.

De salida nomás, en otro balón que queda sin dueño, se comienza a armar algo importante merced a la paciencia. Luego de algunas fases y varias corridas de los tres cuartos, se llegaba a un golpe en 22 contrarias. Federico Castilla habilitó rápido sorprendiendo al rival, apertura posterior de Crusco, y definición en el mismo lugar que el ensayo anterior, pero esta vez de un primera línea. César Ávila era el que daba vuelta el escenario.

A los 35´, Agustín Aragón convertía en 3 puntos una penalización, y los visitantes se irían al descanso arriba por 5. Impensable un cuarto de hora antes, pero se habían aprovechado las oportunidades. Faltando 2´ para culminar la etapa vendría el “sin bin” para Fede Castilla, que iba a tener sus consecuencias.

No extrañó que los valencianos, con uno más y una meléque fue superior en gran parte del trámite, arrancaran la segunda mitad percutiendo. El “scrum” tenía destino de ensayo, pero extrañamente el octavo Muaiava se levantó. Juntó defensores y la diferencia se hizo por afuera, donde su centro McIlroy fue el verdugo. Afinaron la puntería y Andrés Martínez establecía el 17 a 15.

No hicieron pie los de Serrano, Aprea, Mateu y Olivares. En el minuto 10´, y tras defender retrocediendo en toda la acción, el 9 del CAU se filtró inteligentemente por el medio del “maul” y escapó en soledad a la meta, en lo que supusieron otros 7 puntos para los dueños de casa.

Esperanza

Pero ocurrió algo extraño, ya que Cintia Loyola le sacó tarjeta amarilla a Fernando Morente tras la transformación. Se abría una esperanza, a pesar del 24-15 momentáneo. Transcurridos 15´, hubo un golpe de castigo para los de gris en tierra enemiga, y Gonzalo Crusco decidió habilitar en lugar de ir a la touche. Salió redonda la apuesta, ya que hizo punta Castilla, pero esta vez la quería finalizar un forward. Ricardo Vaquera fue el autor de la conquista, transformada por Aragón, y otra vez a 2 de diferencia. A soñar con el batacazo!!

Pero el líder daba la sensación de estar con más aire en sus delanteros, mientras que Babarians XV resistía y bien. Tras continuadas faltas, los de rojo pudieron entrar con el “maul” a los 35´. No había lugar para reproches, los gordos estaban dejando la piel en el campo.

Luego del ensayo de Muaiava y la conversión de Martínez, con un 31 a 22 con sabor a poco, se retiró expulsado Federico Castilla. Se hacía demasiado cuesta arriba, y para colmo de males vio también la amarilla Pedro Amieva.

Con poco por disputar, Babarians XV fue por la hazaña de buscar el bonus, con 13 integrantes y un corazón enorme, sabiendo que retornar a la isla con cero puntos era una injusticia.

No tuvieron fortuna, ya que tras una pelota perdida, el medio melé Martínez se la llevó con el pie para sentenciar la contienda, con su propia patada a los postes. 38 a 22 y final.

Esteban Chesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opina y comenta siempre desde el respeto. Sin insultos, ofensas, descalificaciones personales y/o injurias. Diariodecalvia.com se reserva el derecho a no publicar comentarios inapropiados, contrarios a las leyes o lesivos.

Noticias relacionadas

Comparte esta noticia
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Contenido de interés