El alcalde de Calvià advierte en un Bando de las consecuencias de una nueva ola de Covid-19 y llama a la responsabilidad

Comparte esta noticia

El alcalde Calvià, Alfonso Rodríguez Badal, ha dictado un  Bando advirtiendo de las repercusiones que podría tener una cuarta ola de la pandemia (cuando se está avanzando con buenos datos) y, por tanto, haciendo una llamada a la responsabilidad individual y colectiva. Aquí puedes leerlo de manera íntegra

Estamos consiguiendo controlar la tercera ola de la pandemia del COVID19. Los datos nos dan esa alegría y las vacunas esa esperanza tras la que todos vemos el final de este mal sueño. Pero sabemos que han fallecido decenas de miles de personas en nuestro país y centenares de ellas en nuestra Comunidad.

Controlar las olas de esta pandemia nos ha obligado a tomar decisiones que limitaban nuestra movilidad y la actividad de muchísimas de nuestras empresas. El año 2020 se cerró con una desgraciadamente histórica caída de nuestra actividad turística de hasta el 85% en el “mejor” momento de la temporada, si es que hubo alguno bueno.

Es evidente el daño que a la economía de tantas y tantas familias calvianeras ha hecho esta pandemia. Y con ellas hemos estado, multiplicando las ayudas y subvenciones, y también para todo el tejido productivo.

Ahora estamos cerca de poder controlarla por completo. El horizonte de una vacunación que todos deseamos que se acelere, conforme se incrementa la llegada de más vacunas, es esperanzador. La temporada turística, y con ella la reactivación de nuestra economía, está más cerca, y hemos de conseguir llegar a ella con índices de contagio muy bajos, con lo que llamamos “incidencia acumulada a 14 días” por debajo de 50, y si es posible de 25. Con esos estándares de incidencia del virus, salvaremos vidas, recuperaremos economía y con ello, la actividad y el trabajo que miles de calvianers y calvianeras desean y necesitan.

No podemos permitir ponerlo en riesgo con una nueva ola, una cuarta ola que vuelva a traer fallecimientos de seres queridos, UCIS llenas, saturación del sistema sanitario, y un nuevo freno de la apertura de nuestra economía turística y de servicios.

Estos días compartimos los lógicos deseos de recuperar nuestras relaciones sociales, la actividad de las terrazas y la restauración, las visitas en casa de amigos y familiares diversos… Pero no debemos lanzarnos a ellos sin las medidas necesarias, ni la precaución debida que ya todos conocemos: mascarillas, espacios abiertos, distancia social… El virus está aún aquí, entre nosotros, y no podemos tenderle puentes con un contacto social acelerado y sin control. Si así lo hacemos, volverá a crecer su incidencia, y con ella, las enormes consecuencias para nuestra salud pública y nuestra actividad económica. No lo permitamos.

Por todo ello, llamo a todos los calvianers y calvianeras a la responsabilidad individual y colectiva de una recuperación controlada y pausada de nuestra actividad social, como paso absolutamente necesario para evitar nuevas olas pandémicas y conseguir así la ansiada recuperación económica con la temporada turística de verano y otoño, y lograr que el dolor por la muerte de familia o amigos, o su sufrimiento, desaparezcan poco a poco hasta hacer de este COVID19 un mal sueño controlado, que nunca deberemos olvidar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Opina y comenta siempre desde el respeto. Sin insultos, ofensas, descalificaciones personales y/o injurias. Diariodecalvia.com se reserva el derecho a no publicar comentarios inapropiados, contrarios a las leyes o lesivos.

Noticias relacionadas

¡Todo lo que necesitas saber!

Suscríbete al boletín de noticias

Apúntate a la newsletter de Diario de Calvià y recibe gratis en tu correo las últimas noticias sobre la actualidad del municipio.