Calvià se tiñe de lila por el 25N

El IES Son Ferrer, IES Bendinat e IES Calvià participan en el movimiento Feminisme a l’escola

El 25 de noviembre es el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres y, desde hace 4 años, diferentes centros educativos de las Islas Baleares llevan a cabo alguna actividad o evento en conjunto con el colectivo de coordinadoras de coeducación independiente de la administración, Feminisme a l’escola. Este año han participado 66 centros de todas las islas y, entre ellos, 3 son de Calvià: IES Son Ferrer, IES Bendinat e IES Calvià. Este 25N, a pesar de la pandemia, se ha afrontado con mucha ilusión igualmente para demostrar el potencial que tienen las escuelas en la promoción de la igualdad entre mujeres y hombres, así como también en la prevención de violencias machistas. De este modo, se ha llevado a cabo un vídeo con el hashtag #RompLaCadena que será la salida para los actos, talleres y diferentes actividades que se realice en cada uno de los centros adheridos.

“La actividad ha estado marcada por la pandemia y no se ha podido hacer un acto conjunto y multitudinario como el año pasado. Por lo tanto, cada colegio ha mandado vídeos cortos en los que se decía una frase como consecuencia de una reflexión basada en qué podemos hacer cada uno a nivel individual para no perpetuar el machismo” explica Xisca Fornés coordinadora de Convivencia y Coeducación de IES Son Ferrer. Por otro lado, Apolonia Alou, coordinadora de Coeducación del IES Bendinat, concreta que el vídeo sigue el formato del que se hizo el pasado 8 de marzo con el hashtag #Volem donde las mujeres apuntaban qué querían para conseguir la plena igualdad. En cuanto al IES Calvià, que es el primer año que cuenta con un equipo de Coeducación e Igualdad en el centro, también llevará a cabo una acción paralela: “Aparte de colaborar con el vídeo #RompLaCadena, que va a inundar las redes la semana del 25N, hemos optado por hacer una pequeña performance en cada sector del instituto durante el 24N junto a Espai Creatiu y así empezar la reflexión para el día siguiente” cuenta Marga Massanet que es la coordinadora del equipo.

Por lo que al envío y a la selección de vídeos respecta, hay que puntualizar que un número considerable de personas han querido participar aportando su frase #RompLaCadena, lo cual no habrá sido en vano: “Esto se verá reflejado en los murales del 25N y las banderolas que van a teñir Calvià de lila una temporada, pues estas contarán con mensajes elaborados en nuestras aulas que se han creado a partir de la unión de los 3 colegios de Calviá: IES Son Ferrer, IES Bendinat e IES Calvià” dice Massanet. De hecho, año tras año, el movimiento Feminisme a l’Escola no ha dejado de crecer en número de centros y en implicación por parte de los docentes: “Ahora mismo, es una red viva y necesaria para el cambio de la sociedad. La presión de las imágenes publicitarias, de las series, de los influencers, de los programas de televisión sexistas, etc. es implacable, por eso es tan indispensable el trabajo coeducativo en las escuelas. Eso sí, es muy evidente la mayor conciencia del alumnado y también del profesorado de los centros donde se trabaja desde hace años la problemática tanto de las violencias machistas como de la desigualdad durante todo el curso escolar.” tilda Alou.

Asimismo, las conductas machistas o acciones que perpetúen esta manera de pensar se siguen viendo en las escuelas. “Se siguen viendo tanto entre nuestros compañeros como con el alumnado. Van a menos, pero sigue habiendo incluso entre nosotras. Vivimos en una sociedad patriarcal machista, nos hemos criado en este contexto y necesitamos tiempo para cambiar. No obstante, cada vez estamos más sensibilizadas y somos más conscientes” comenta Fornés. De todas formas, el trabajo no es solo de los centros docentes sino que, como apunta Massanet, también se tiene que hacer “en casa, en el parque, en el supermercado y en todos los ámbitos de nuestra vida”. Asimismo, añade: “Debemos tener fe en nuestro alumnado porque, al fin y al cabo, fueron ellos y ellas quienes promovieron acciones como la del 4N Posa’t falda, y quiénes nos piden cada vez más intervenciones. Rescatando las palabras de nuestra regidora de Igualdad, Sandra Sedano, deberíamos escuchar más a nuestros jóvenes, tienen mucho que contarnos”.

En cuanto a los estereotipos, si bien es cierto que cuesta eliminarlos, al menos se están difuminando: “En las clases hay chicas que quieren ser capitanas de barco y chicos que se atreven a decir que lloran o que no les gusta el fútbol, por ejemplo. No obstante, sigue costando que vivan relaciones amorosas sanas e igualitarias y también cuesta que se desaten de los cánones estéticos que la sociedad marca” apunta Apolonia Alou. Por su parte, Xisca Fornés asegura que: “Las chicas están más empoderadas. A los chicos, aunque son conscientes de la problemática, les cuesta más posicionarse puesto que muchas veces son atacados por eso”. Esta reflexión encaja con lo que comenta Marga Massanet, quien dice que el machismo también les afecta a ellos con unas expectativas durísimas: “Una cosa es ver y la otra es actuar frente al machismo. Ellos son conscientes de que hay desigualdad pero sólo actúan cuando se sienten totalmente seguros, hay veces que temen que se les deje atrás debido a lo que oyen en los discursos distorsionados de los medios de comunicación o las redes sociales”.

En cualquier caso, los tres colegios de Calvià coinciden en que todavía queda un largo camino por recorrer para alcanzar la igualdad entre hombres y mujeres. De todas formas, la esperanza sigue latente: “Poco a poco, se hace camino al andar. Cada vez hay más gente que se une, tal y como se ha visto con esta red de centros coeducativos fantástica que tenemos” comenta Fornés. Y es que la coeducación es esencial para llegar a la igualdad pero, como dice Alou, la escuela no puede luchar sola: “Las leyes, las familias y los medios de comunicación tienen que apostar claramente por la igualdad para poder conseguirla”. Aun así, lo importante es seguir avanzando y seguir dando visibilidad a esta situación y problemática: “Hay que hablar por todas las que no tienen voz, por las que se la quitaron, y ayudar a todos esas personas valientes que quieren decir que algo va mal pero a las que el sistema les para. Nos necesitamos a todos y a todas para que esto funcione” concluye Massanet.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opina y comenta siempre desde el respeto. Sin insultos, ofensas, descalificaciones personales y/o injurias. Diariodecalvia.com se reserva el derecho a no publicar comentarios inapropiados, contrarios a las leyes o lesivos.

Noticias relacionadas