Baleares continúa consolidando sus hábitos en el reciclado de medicamentos con un incremento de más del 12% en los últimos cinco años

Comparte esta noticia
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Durante 2020, cada balear depositó 73 gramos de envases vacíos o con restos de medicamentos en los Puntos SIGRE de la farmacia

Gracias a la colaboración ciudadana, el hábito de reciclado de medicamentos en las Islas Baleares continúa consolidándose con un incremento de más del 12% en los últimos cinco años. Esta tendencia positiva es el resultado del compromiso compartido de la industria farmacéutica, farmacias y distribución, junto al apoyo de las autoridades medioambientales y sanitarias.

Durante 2020, cada balear depositó 73 gramos de envases vacíos o con restos de medicamentos en los Puntos SIGRE de la farmacia.

9 de cada 10 hogares baleares recicla medicamentos

Según muestran los datos del último estudio de opinión llevado a cabo por SIGRE para analizar la actitud y el grado de concienciación ciudadana sobre el reciclado de medicamentos, en 9 de cada 10 hogares baleares se reciclan medicamentos y, por otra parte, existe una alta sensibilización de sus ciudadanos (83%) en cuanto a su deseo de seguir profundizando en la importancia que tiene el reciclado de estos residuos en el cuidado del planeta y su impacto en la salud pública.

Asimismo, los antibióticos merecen una mención especial, puesto que más de la mitad de los ciudadanos (53%) aún no es consciente de que tirar estos medicamentos a la basura contribuye al desarrollo y dispersión de resistencias a los mismos

 La pandemia no ha cambiado los hábitos de reciclado de medicamentos

La crisis sanitaria, una vez superado el confinamiento estricto vivido en 2020, no ha tenido efectos negativos en este hábito de cuidado de la salud pública y medioambiental, quedando reflejado también en este sondeo, ya que el 91% de los baleares asegura que la pandemia no ha influido en sus hábitos de reciclado de restos de medicamentos y envases en el Punto SIGRE.

Es importante destacar que, durante el estado de alarma decretado el pasado año, el Punto SIGRE fue considerado servicio esencial y permaneció operativo, aunque se recomendó a los ciudadanos llevar los envases vacíos o con restos de medicamentos al Punto SIGRE solo en el caso de que tuvieran que acudir de forma imprescindible a la farmacia. Con esta limitación, se evitaba el riesgo de contagio y se interfería lo menos posible en la labor de atención ciudadana y de abastecimiento de medicamentos que realizaron con gran éxito farmacias y distribución farmacéutica.

Conocimiento y uso del Punto SIGRE

Los ciudadanos de las Islas Baleares colaboran en la correcta gestión de los residuos de medicamentos domésticos a través de los 438 Puntos SIGRE ubicados en las farmacias. En este sentido, es importante resaltar que el 90% de los mismos sabe que el contenedor para el reciclaje de los medicamentos se encuentra en las farmacias y el 95% considera que es el lugar idóneo para su ubicación por su cercanía y facilidad de acceso.

En cuanto al uso del Punto SIGRE, el 83% deposita los medicamentos caducados o que ya no sabe para qué sirven, cuando hace la revisión del botiquín doméstico, y el 67% al finalizar un tratamiento si sobra parte de la medicación

El estudio poblacional también ha valorado la opinión de los farmacéuticos sobre el sistema y gestión de SIGRE, unos profesionales cuya labor es valorada positiva o muy positivamente por parte del 84% de los baleares, no solo por el servicio sanitario que prestan sino también por la confianza que merecen.

El 94% de los farmacéuticos califica positivamente la gestión de SIGRE desde su puesta en marcha y en la misma medida creen que la colaboración de las farmacias con SIGRE contribuye a luchar contra el cambio climático. 

Con respecto a la influencia que la pandemia ha tenido sobre los hábitos de reciclado de los ciudadanos, 7 de cada 10 farmacéuticos asegura no haber notado que esta crisis sanitaria, una vez finalizado el confinamiento estricto, haya influido en la frecuencia de reciclado de estos residuos por parte de los ciudadanos.

SIGRE, a través de la coordinación de los Planes Empresariales de Prevención de envases del sector farmacéutico (PEP), tiene como objetivo minimizar el impacto ambiental de los envases de medicamentos que la industria farmacéutica pone en el mercado y que estos sean cada vez más ecológicos y sostenibles.

Así, en 2020 ha finalizado Plan Empresarial de Prevención de Envases (PEP) 2018-2020, con la participación de 94 laboratorios que han aplicado 441 medidas de ecodiseño en sus envases. Este esfuerzo y compromiso medioambiental de la industria farmacéutica ha permitido reducir el peso de los envases de medicamentos comercializados en nuestro país en más de un 1,33% y ahorrar cerca de 600 toneladas de materias primas utilizadas en su producción, envasado, transporte, conservación y reciclado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opina y comenta siempre desde el respeto. Sin insultos, ofensas, descalificaciones personales y/o injurias. Diariodecalvia.com se reserva el derecho a no publicar comentarios inapropiados, contrarios a las leyes o lesivos.

Noticias relacionadas

¡Todo lo que necesitas saber!

Apúntate a la newsletter de Diario de Calvià y recibe gratis en tu correo las últimas noticias sobre la actualidad del municipio.